Punto de Encuentro

Central Punto de Encuentro

Últimos temas
» Por qué en Reino Unido todo el mundo conducen del lado izqui
Dom Feb 11, 2018 5:16 pm por wagu

» Así ha sido el eclipse de la superluna azul
Miér Ene 31, 2018 7:40 pm por Talisman

» Preocupación en la Rosada: Cae la imagen de Macri y de Vidal en PBA (CFK se recupera)
Miér Ene 31, 2018 7:17 pm por Talisman

» Triaca, los parientes y el Lázaro Báez que falta para que se hunda el "cambio"
Miér Ene 31, 2018 7:03 pm por Talisman

» Preparan batería de medidas para bajar el costo argentino
Lun Ene 29, 2018 6:27 pm por Talisman

» "¿Son, se hacen o piensan que somos estúpidos?"
Lun Ene 29, 2018 6:04 pm por Talisman

» Un asteroide de 1.1K podría chocar con la Tierra en febrero
Jue Ene 18, 2018 7:04 pm por Talisman

» El misterio de las lunas perdidas
Miér Ene 17, 2018 7:26 pm por Talisman

» El Papa en Chile
Mar Ene 16, 2018 1:27 am por wagu

» Sismo en Perú de 6.8 grados en la costa sur
Dom Ene 14, 2018 9:29 pm por wagu

» Melconian, durísimo: "El calibramiento no arregla esto, es nada"
Vie Dic 29, 2017 6:58 pm por Talisman

» ¿Chocamos?: "Mauricio, Argentina no califica en Wall Street para el 2018"
Vie Dic 29, 2017 6:53 pm por Talisman

» El asteroide que podría haber arruinado la Navidad
Vie Dic 29, 2017 3:26 pm por Talisman

» El Gobierno "recalibra" y Macri evita dar "malas noticias"
Jue Dic 28, 2017 6:46 pm por Talisman

» "Decirte que tienen más información y decirte estúpido, es lo mismo"
Jue Dic 28, 2017 6:38 pm por Talisman

» Pérdida de credibilidad: El mejor equipo de los últimos 50 años es un fracaso
Jue Dic 28, 2017 6:31 pm por Talisman

» El misterio de las explosiones más brillantes del Universo sigue abierto
Mar Dic 26, 2017 7:34 pm por Talisman

» ¿Y si la Estrella de Belén fue una extraña conjunción planetaria?
Mar Dic 26, 2017 7:26 pm por Talisman

» Zarpó el rompehielos Almirante Irízar rumbo a la Antártida
Mar Dic 26, 2017 7:17 pm por Talisman

» Rojo comercial récord: el déficit llegó a los u$s 7.656 M en el acumulado hasta noviembre
Mar Dic 26, 2017 7:12 pm por Talisman

» Murió Thomas Griesa, el juez que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres
Mar Dic 26, 2017 7:06 pm por Talisman

» Salió del Pentágono: información sobre extraterrestres en la Tierra
Mar Dic 26, 2017 6:54 pm por Talisman

» Descubren el primer sistema extrasolar de ocho planetas
Mar Dic 19, 2017 4:31 pm por Talisman

» Los dos primeros planetas descubiertos por una Inteligencia Artificial
Mar Dic 19, 2017 4:22 pm por Talisman

» Halo Solar en Santiago
Mar Dic 19, 2017 12:22 am por wagu

» Piñera elegido presidente de Chile en la segunda vuelta
Dom Dic 17, 2017 9:48 pm por wagu

» ¡Encuentran agua! Cada día más habitable la "Supertierra"
Miér Dic 13, 2017 4:58 pm por Talisman

» Los 18 destinos seleccionados por Nat Geo para visitar en 2018
Mar Dic 12, 2017 6:51 pm por Talisman

» Descubren una gran tierra en la zona de habitabilidad de un sol lejano
Lun Dic 11, 2017 7:20 pm por Talisman

» Descubren el agujero negro supermasivo más distante de todos los tiempos
Lun Dic 11, 2017 7:13 pm por Talisman

Portales de la Red














































Homenaje
Foro Vission


vission.webege.com

El Tiempo Buenos Aires
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Especial de Navidad

Juan XXIII y Juan Pablo II, historia de los Papas que serán santos

Ir abajo

Juan XXIII y Juan Pablo II, historia de los Papas que serán santos

Mensaje por Talisman el Dom Abr 27, 2014 12:21 am

Dos íconos de la Iglesia Católica del siglo XX, el italiano Angelo Roncalli (Juan XXIII) y el polaco Karol Wojtyla (Juan Pablo II) serán proclamados santos en una ceremonia inédita, no sólo por la rapidez con la que se llegó a la canonización del Papa polaco, sino también por ser dos pontífices los consagrados. A ello se sumará la presencia de Benedicto XVI, quien concelebrará la ceremonia con su sucesor, el jesuita argentino Jorge Bergoglio.


Los papas santificados cumplieron un papel clave en la historia de la institución y fueron punto de referencia mundial, hecho que asumieron de modo decidido y evidente durante sus respectivos pontificados. Francisco los canoniza juntos considerando su peso histórico y revalorizando el Concilio Vaticano II impulsado por Juan XXIII, hecho renovó a la Iglesia Católica.

JUAN XXIII, el “papa bueno”: amante de la comida. De familia campesina, Juan XXIII, el italiano Angelo Giuseppe Roncalli, nació en Sotto il Monte, provincia de Bérgamo, el 25 de noviembre de 1881, y era un anciano con muchos achaques, producto de su obesidad, cuando fue electo como sucesor de Pío XII, en 1958. Pero a pesar de su breve pontificado, sentó las bases para la renovación de la Iglesia al convocar, el 25 de enero de 1959, el Concilio Vaticano II, que concluyó Pablo VI, cambió la Iglesia en su interior y en sus relaciones con las otras religiones y confesiones.

Tres años más tarde, ante 2.540 obispos de todo el mundo, Juan abrió el Concilio, al que asistió el joven teólogo alemán Joseph Ratzinger (Benedicto XVI), quien lo beatificó en 2011. El Vaticano II reformó la liturgia, cuyo cambio más visible fue el de adaptarla a las lenguas vernáculas y el que los sacerdotes oficiasen de cara a los fieles sin darles la espalda, y dio un mayor papel a los laicos.

Bonachón y acomplejado, el papa Roncalli fue un gran amante de la buena mesa y el vino y terminaría convertido en uno de los papas más entrados en kilos que ha tenido la Iglesia. Se cuenta que detestaba subir a la tradicional silla gestatoria, ya que le preocupaba caerse por tanto peso. Cuando lo eligieron Papa, no le entraron los tres talles que prepararon los sastres para los hábitos pontificios. “Todos me quieren mucho aquí, menos los sastres”, bromeó mientras se encaminaba al anuncio de su elección en el balcón de San Pedro. Habían tenido que descoserle la sotana blanca e hilvanársela de emergencia, agregando algunos alfileres.

Para algunos, Juan XXIII fue demasiado conciliador con las izquierdas, hasta filocomunista, y no faltan quienes dicen que fue “bueno pero no santo”. En febrero de 2000, además, los lefevrianos tomaron posición en contra de su beatificación afirmando que había hecho “un pacto con el Kremlin” para tener observadores ortodoxos en el Concilio. Según expertos, la decisión de Francisco de canonizar a Juan XXIII sin milagros en su haber es una prerrogativa del jefe de la Iglesia Católica, queriendo valorar el ejemplo del “papa bueno”, autor de la encíclica Pacem in terris y evitar al mismo tiempo el culto a la personalidad que genera el polaco Karol Wojtyla.

Cuando el cardenal Jorge Bergoglio casi se convierte en papa en 2005, dijo a un confidente que, de haber sido elegido, habría tomado el nombre del pontífice que más admiraba: Juan, por el Papa Bueno. “Francisco es un papa 'roncallino'”, dijo Alberto Melloni, biógrafo de Juan XXIII: “Vemos el fruto del concilio hoy día en el papa Francisco”. Afable, corpulento, con grandes orejas, mirada cálida, sonrisa amable y un excelente sentido del humor, la personalidad de Juan suena similar a lo que se diría de Francisco.

Wojtyla, un papado entre atentados y una iglesia en decadencia. Tras la muerte de Pablo VI y el breve pontificado de Juan Pablo I, le tocó a Juan Pablo II tomar las riendas de la Iglesia durante 27 años de pontificado, aunque muchos analistas sostienen que se produjo un retroceso en la modernización de la curia. Elegido en octubre de 1978, Karol Wojtyla fue el Papa que sufrió el mayor número de atentados: episodios verdaderos, amenazas reales o de mitómanos.

El 16 de febrero de 1981, en Pakistán un hombre murió por la explosión de una bomba al ingreso del estadio de Karachi mientras Juan Pablo II era recibido por miles de personas. Según la reconstrucción de la época, el hombre tenía en una canasta una bomba rudimentaria que estaba destinada al papa polaco. Ese año, el 13 de mayo, se produjo el ataque más resonante, cuando fue blanco de cuatro disparos del turco Mehmet Ali Agca, mientras pasaba por la Plaza San Pedro mientras saludaba a la multitud. Agca hirió gravemente al papa: dos de las balas le dieron en el estómago y las otras dos en un brazo y en la mano.

Juan Pablo II estuvo a punto de morir desangrado. Fue operado del intestino y de una mano. Tras recuperarse, perdonó públicamente a su atacante, a quien visitó en la cárcel el 27 de diciembre de 1983. "Quería absolutamente matar al Papa y quería morir en la Plaza San Pedro, por suicidio o linchamiento. Luego de varios años entendí, vi con pruebas personales indiscutibles que el 13 de mayo de 1981 Dios realizó un milagro en la Plaza San Pedro", destacó el autor del atentado en una entrevista a la agencia Ansa.

“Estoy felicísimo de haber estado en el centro de un plan divino que me costó 30 años infernales en prisión”, agrega Agca, quien durante la entrevista no se mostró “arrepentido”. “Nada quedó humanamente en secreto sobre mi atentado al Papa. El verdadero sentido religioso de mi atentado y el misterio de la Virgen de Fátima necesitan aún explicaciones. Yo tengo la certeza absoluta que fue Dios el sistema divino en llevarme a la Plaza San Pedro, y no Satanás y sus demonios, como otros creen en el Vaticano”.

El 12 de mayo de 1982, el Papa terminaba una procesión en la explanada del santuario de Fátima, adonde se había trasladado para agradecer a la Virgen tras haberse salvado un año antes de la muerte. A pocos pasos de allí fue detenido un español de 32 años, José Rodríguez Krone, conocido en los ambientes del obispo tradicionalista Marcel Lefebvre. Dos años después, en Seúl, un estudiante le apuntó con una pistola, pero luego tiro el arma al piso, rompiéndose a pedazos porque era de plástico. El 15 de mayo de 1988 durante la visita a Perú, cuatro bombas explotaron en varias zonas de Lima, aunque no hubo víctimas. Las autoridades afirmaron que los artefactos habían sido instalados por Sendero Luminoso.

Si bien es considerado una figura clave que ayudó a poner fin a la Guerra Fría, los críticos aseguran que la canonización de Juan Pablo II -que establece un récord en las canonizaciones en tiempos modernos apenas nueve años después del fallecimiento- es demasiado pronta y consideran que el papa polaco tuvo una lenta reacción ante la grave crisis de abusos sexuales que surgió en la Iglesia hacia el final de su pontificado que minaron la autoridad moral de los líderes de la Iglesia.

Específicamente, se presiona al Vaticano argumentando que Juan Pablo II sabía sobre el abuso sexual cometido por el padre mexicano Marcial Maciel, fundador de un desacreditada orden religiosa católica denominada los “Legionarios de Cristo,” que durante años vivió una doble vida como pedófilo, mujeriego y adicto a las drogas mientras dirigía la orden conservadora que fundó. Mientras unos acusan a Wojtyla de apoyar y poner como ejemplo a ese líder religioso, sus defensores afirman que mientras que sus colaboradores habrían sabido que las acusaciones eran ciertas, ocultaron mucha información al Papa.

En 1997, un grupo de ocho ex Legionarios de Cristo acusaron de abuso sexual a Maciel, en una carta enviada a Juan Pablo II que dio lugar a una denuncia canónica al año siguiente. Fueron un "kilo y medio de documentos, en su mayor parte notariados", contó José Barba, uno de los jóvenes seminaristas que sufrieron los atroces abusos de Maciel y que asegura no haber recibido "ninguna respuesta pública" del Vaticano pese a haber expuesto su caso a altos dirigentes.Para Barba, un filólogo humanista de 75 años, la canonización es el "epítome del encubrimiento", pues refleja "un interés enorme en que se acabe el asunto, en echar tierra por encima de Maciel".

. ​

(*) Especial para Perfil.com
avatar
Talisman
Site Admin
Site Admin

Localización : Buenos Aires

http://puntodeencuentro.foroargentina.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.